Abans de sortir

"Consejos prácticos para disfrutar de las vacaciones en familia"


Las vacaciones son momentos ideales para disfrutar en familia. Compartir y vivir las experiencias de un viaje, descubrir lugares, jugar, practicar deportes..., actividades inolvidables para nosotros y para los más pequeños.

Os ofrecemos algunas ideas que os pueden ser de utilidad a la hora de planificar unas vacaciones familiares. Pequeñas recomendaciones que deseamos os sean muy útiles.

Preparad el viaje con suficiente antelación


Transporte, alojamiento, actividades, alimentación, ropa y complementos necesarios, seguridad (dependiendo de las edades de todos los miembros del grupo), adónde iréis y las actividades que pensáis realizar.

Transporte

TransporteTransporte

Si utilizáis transporte público informaos previamente de las condiciones especiales, descuentos y servicios específicos para niños, y no olvidéis que en algunas épocas del año podéis encontrar medios de transporte distintos para descubrir un territorio, como los trenes turísticos.

Si pensáis viajar con vuestro vehículo, hacedle una puesta a punto antes de salir, seguid todas las medidas de seguridad para chicos y mayores (cinturones de seguridad, sillas o elevadores), preparad la ruta calculando el tiempo y las paradas necesarias. No olvidéis agua, algo de comida y, lo más importante: muchas ganas de pasarlo bien y algún juego o música para distraerlos en trayectos largos.

Alimentación y seguridad

Alimentación y seguridadAlimentación y seguridad

A la hora de hacer actividades que suponen una actividad física, pensad en las necesidades energéticas de los más pequeños, una alimentación y una hidratación adecuadas.

Tomad siempre medidas de protección solar. En verano evitad exposiciones al sol durante las horas centrales del día y, en invierno, aunque esté nublado, pensad que las radiaciones solares también nos pueden afectar. Tened en cuenta las características de los fotoprotectores en el caso de que os bañéis.

Llevad ropa, calzado y material adecuados para cada actividad: botas de andar, impermeable, prendas de abrigo, gorra, agua y comida, planos y horarios, etc. Existen múltiples elementos para transportar a los más pequeños (mochilas para diferentes edades, cochecitos especiales todo-terreno). Dejad de lado todo aquello que no sea necesario, pero procurad que los niños, a partir de cierta edad, también se hagan responsables de una parte del material.

Si pensáis realizar una actividad al aire libre hay que tener presente la meteorología, y más en zonas de montaña: en poco tiempo nos podemos encontrar con cambios bruscos en el tiempo. Informaos de las previsiones meteorológicas y, en el caso de hallaros en medio de una tormenta, procurad aislaros de la humedad del suelo y de la lluvia, manteneos todos juntos y evitad aquellos elementos que puedan atraer un rayo.

Actividades

ActividadesActividadesActividadesActividadesActividadesActividadesActividades

Andar por la nieve: caminatas y juegos en la nieve permiten a los más pequeños descubrir este medio de una forma divertida. Vestidlos con ropa adecuada: guantes, gorros, bufandas, gafas de sol y botas con tacos que los protejan del frío, la humedad y eviten los resbalones. Una actividad que puede resultar muy interesante es hacer salidas programadas con raquetas de nieve.

Esquí:

Las estaciones de esquí ofrecen descuentos y servicios específicos para las familias y los niños.Consultad los servicios y las condiciones que ofrece cada estación: jardín de nieve, alquiler de material, cursos, actividades complementarias, etc.

Deportes de aventura:

Practicad deporte siempre con las máximas medidas de seguridad. Escoged las actividades en función de la edad y la dificultad. Las empresas de deportes disponen de profesionales especializados que os aconsejarán y con los que disfrutaréis de grandes dosis de emoción. Algunas empresas incluso ofrecen paquetes especiales para familias para pasar unos cuantos días.

Aprovechad las excursiones y las actividades para disfrutar de la observación y la fotografía en la naturaleza. Os permitirá descubrir la flora y la fauna que nos rodean y recoger un recuerdo inolvidable en cualquier momento o la imagen de una flor que no se nos estropeará nunca. Recordad que hay espacios en los que está totalmente prohibido llevarse cualquier elemento natural. La fotografía nos permite tener la imagen de todo aquello que queramos y enseñar a los más pequeños el valor de conservar y proteger la naturaleza.

BTT:

Contad con el asesoramiento de los centros BTT o de las oficinas de turismo, os informarán de las rutas señalizadas y de los distintos niveles de dificultad. Tomad las medidas de seguridad adecuadas: casco, guantes, etc. y programad las rutas en función de los participantes.

Senderos balizados:

Nuestro territorio es rico en recorridos señalizados (senderos históricos, recorridos culturales o naturales). Todos tienen un número asignado y el tipo de color varía en función de la longitud y la dificultad del sendero (GR, PR y SL). La señalética responde a un sistema estándar a nivel europeo. Preparad el recorrido y jugad a encontrar las señales: ¡recordad no seguir las señales que tienen forma de cruz! Se sitúan en un cruce de caminos e indican por dónde no debemos seguir.

Senderismo urbano o periurbano :

Si tenéis pensado descubrir una población andando procurad disponer de un mapa turístico del municipio o de la zona, de los horarios de visita de los espacios de interés turístico y de las actividades dirigidas al público familiar. Planificad las actividades integrando los gustos de todos y procurad combinar actividades de descubrimiento y de animación. Una buena manera de descubrir los pueblos y ciudades es utilizando los servicios de guía turística, que de una forma amena y entretenida os desvelarán todos los secretos del lugar que visitéis, sin que os perdáis ni os olvidéis de ver nada importante.

Alojamientos

Alojamiento

A la hora de elegir el alojamiento donde pasaremos las vacaciones os recomendamos tener en cuenta algunos aspectos como el número de personas que integran el grupo (si viajamos solos o con otras familias), de cuántos días disponemos y qué queremos hacer (no es lo mismo visitar una ciudad que querer visitar un lago en medio de un parque natural).

Actualmente existe una oferta muy amplia en variedad y tipología de alojamientos pensados para las familias: hoteles, casas rurales, campings, albergues y instalaciones juveniles. Podéis pedir información a las oficinas de turismo o consultar páginas web especializadas. Poneos en contacto con el alojamiento para que os informe sobre las características y los servicios especiales para las familias (habitaciones comunicadas, menús infantiles, actividades, precios especiales, etc.).