alta ribagorça foto

La comarca de la Alta Ribagorça tiene una superficie de 426,77 kilómetros cuadrados, con una población de 3.543 habitantes y tres municipios: El Pont de Suert (2.048 habitantes), la Vall de Boí (885 habitantes) y Vilaller (610 habitantes). Calificada como una comarca de montaña con un relieve abrupto y bellísimas zonas lacustres, la Alta Ribagorça es un territorio ideal para practicar todos los deportes de montaña tanto en verano como en invierno. La comarca es eminentemente turística y la mayoría de sus negocios están relacionados con este sector, al margen de algunas explotaciones ganaderas.

Desde el 30 de noviembre de 2000 tiene un atractivo añadido con las nueve iglesias románicas de la Vall de Boí declaradas Patrimonio de la Humanidad, un conjunto historico-artístico situado entre siete núcleos del valle de valor incalculable. La comarca cuenta también con una estación balnearia con 24 hectáreas de superficie, a 1.500 metros de altitud, con un total de 37 fuentes minero-medicinales y los servicios de un hotel de 4 estrellas, un hostal y un edificio de tratamientos termales con estufas naturales.

El esquí se puede practicar en la estación de Boí Taüll: 550 hectáreas de terreno esquiable y los 2.750 metros del Puig Falcó, la cima esquiable más alta de los Pirineos, para practicar el esquí alpino, el esquí de montaña, el motoesquí, el snowboard, el esquí-parapente y el esquí de fondo. El Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, dividido entre las comarcas del Pallars Sobirà y la Alta Ribagorça, tiene una superficie de 40.852 hectáreas, de las que 14.119 corresponden al parque propiamente dicho. La parte occidental es accesible desde la Vall de Boí.

logo