La comarca del Alt Urgell tiene una superficie de 1.446 kilómetros cuadrados, una población superior a los 19.000 habitantes y un total de 19 municipios. Se extiende por el sector central de los Pirineos catalanes, en el valle alto del Segre, río que constituye su eje principal. La capital, La Seu d’Urgell, se encuentra en el centro del llano.

El Alt Urgell tiene un pasado histórico muy rico que ha dejado un importante patrimonio monumental, sobre todo en arte románico, como la catedral de La Seu o las iglesias de Coll de Nargó y Organyà. Entre las múltiples rutas que se pueden realizar destaca la Ruta de los Oficios. También el Museo Diocesano de La Seu conserva un patrimonio artístico de primer orden, procedente del tesoro de la catedral, del Archivo Capitular y de varias iglesias.

La economía propia de la alta montaña, especialmente de carácter agropecuario, se ha visto modificada por el turismo y el factor residencial. Un paisaje de gran belleza, un clima que favorece la práctica de los deportes de invierno y de aventura —sobre todo piragüismo— además de los deportes tradicionales de todo el año, monumentos románicos y colecciones de pintura, escultura y orfebrería del Diocesano, la gastronomía local y una buena oferta hostelera, de camping y de residencias rurales, potencian el turismo nacional y extranjero.



Además, el Alt Urgell es un nudo de comunicaciones donde confluyen las principales rutas de acceso a los Pirineos hacia Andorra por el norte, hacia Puigcerdà y la Cerdanya, por un lado, y Sort, el Pallars y la Alta Ribagorça, por el otro.

logo pirineus