Boumort


La Reserva Nacional de Caza de Boumort (RNC) pertenece al Departamento de Medio Ambiente de la Generalitat de Catalunya y fue creada por la Ley 17/1991 aprobada por el Parlamento de Cataluña el 23 de octubre de 1991, con la finalidad de proteger, fomentar y aprovechar las especies animales que habitan allí en estado salvaje y de preservar los ecosistemas a los quals pertenecen.
La Reserva tiene una extensión de 13.097 ha. Se halla situada en el Prepirineo occidental catalán, entre los valles del Noguera Pallaresa y del Segre, y abarca toda una serie de cordilleras dispuestas transversalmente de uno a otro valle, entre las que destacan la sierra de Boumort que da nombre a la Reserva, la sierra de Carreu, la sierra de Cuberes y la sierra de Batsacans.
Las alturas máximas de la Reserva se alcanzan en el pico de Boumort (2.077 m), en el Pi Sec (1.917 m) y en el del Cap de Carreu (1.848 m).
Nos encontramos delante de un paisaje típicamente prepirenaico con sierras abruptas y relieve bastante accidentado que da pie a fuertes contrastes, lo que favorece una gran diversidad.

Vegetación
La vegetación de la RNC es una muestra muy representativa de la vegetación propia de los Prepirineos centrooccidentales catalanes. Además, se ve enriquecida por la penetración de especies boreoalpinas, que se localizan en el piso subalpino de los niveles culminantes de la sierra de Boumort, y por el mantenimiento de elementos xeromediterráneos que aumentan todavía más la singularidad de estas montañas.
Una de las características más destacables es la gran diversidad de la vegetación, tanto en cuanto al número de comunidades existentes como a su estructura. Esto viene motivado por el gran abanico de condiciones ambientales que se pueden encontrar en una superficie relativamente pequeña. Así, la vegetación actual representa prácticamente todos los pisos altitudinales excepto el alpino.
El paisaje dominante es de carácter submediterráneo con pinares secundarios de pino negral y de pino rojo que se sitúan dentro del dominio del robledal de hoja pequeña, hoy en día relegado a las cercanías de barrancos y lugares inaccesibles.
Podemos encontrar, como árboles, robles de hoja pequeña, el pino rojo, el pino negro y los abetos, así como bojedales, gramíneas y enebros. Y también romero, aulagas, etc., que pueblan las áreas que se quemaron años atrás.
Cabe destacar la presencia de cinco plantas estrictamente protegidas dentro de este espacio, que son: Aquilegia pyrenaica, Narcissus alpestris, Astragalus danicus, Thymelaea nivalis y Pulsatilla alpina.

Fauna
La especie característica de la RNC es el ciervo (Cervus elaphus), que goza en estas sierras de una de las poblaciones más importantes y bien estructuradas de los Pirineos. Destaca también la presencia del rebeco (Rupicapra pyrenaica) y, más localizadamente, del corzo (Capreolus capreolus). El jabalí (Sus scrofa) también está presente y se puede observar regularmente en los carrascales y los robledales, donde busca intensamente bellotas y otros frutos de bosque.Dentro de la fauna eminentemente forestal destaca la presencia del urogallo (Tetrao urogallus), el pito negro (Dryocopus martius), el búho pirenaico (Aegolius funereus) y la becada (Scolopax rusticola).
En los espacios abiertos podemos observar la perdiz (Alectoris rufa), el conejo (Oryctolagus cuniculus) y la liebre europea (Lepus europaeus); y en los riscos y despeñaderos encontraremos la presencia de rapaces rupícolas, como el quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) (zona de Cataluña con mayor presencia de esta especie), el buitre común (Gyps fulvus) (dentro de la Reserva tiene la colonia de cría más importante de Cataluña), el alimoche (Neophron percnopterus), el águila real (Aquila chrysaetos), el halcón peregrino (Falco peregrinus) o búho real (Bubo bubo).
Entre los carnívoros destaca la presencia del zorro (Vulpes vulpes), el tejón (Meles meles) y la garduña (Martes foina), así como otros más localizados como el gato montés (Felis silvestris), la marta (Martes martes) o la comadreja (Mustela nivalis).
Por último, cabe reseñar la presencia dentro de los arroyos y los cursos de agua de especies singulares, como el tritón de los Pirineos (Euproctus asper) (endemismo ibérico) o el cangrejo de río autóctono (Austropotamobius pallipes) (cada vez más escaso y localizado). 

El bramido del ciervo
La época del bramido comienza a mediados de septiembre y finaliza a mediados de octubre. Durante este período los machos se disputan las hembras y crean sus propios harenes, bramando constantemente y marcando el territorio con secreciones glandulares y de orina y rascando los troncos con su cornamenta.
En la época del bramido los individuos dominantes desarrollan una intensa actividad para mantener unido el harén. Por lo tanto, durante esta época no paran de perseguirse y luchar con el resto de machos competidores, lo que acaba por provocarles un desgaste notable al final de la temporada del celo.
Los machos más jóvenes y los individuos más dominados esperan hasta el final del bramido (momento en que los ejemplares dominantes están muy desgastados) para cubrir alguna hembra tardía.
Cabe tener en cuenta que el celo de las hembras tiene una duración muy corta, siendo receptivas sólo durante 24 horas.
Hacia mediados de octubre, la intensidad del celo de los machos se reduce y las hembras comienzan a abandonar los harenes para volver a juntarse con otras hembras hasta el otoño siguiente.

Qué hay que hacer durante el bramido en la RNC de Boumort

  • En primer lugar hay que tener en cuenta que nos encontramos en un momento vital para la especie y por lo tanto deberemos extremar las precauciones para interferir lo menos posible en la actividad de este ungulado.
  • Procurar siempre ir con el máximo silencio.
  • Circular siempre por las pistas principales y no abandonarlas para acercarse a los animales, pues notarán vuestra presencia, dejarán de bramar y huirán.
  • Os recomendamos que busquéis un punto en el que haya una elevada actividad de bramido y realicéis una espera en silencio; de este modo será más probable que hagáis alguna observación interesante.
  • Llevad prismáticos y telescopio terrestre para facilitar la observación. También os podéis llevar una guía de identificación de pájaros y de mamíferos (grupos de vertebrados más fáciles de observar).
  • Es importante disponer de un vehículo todo-terreno para realizar según qué recorridos.
  • Debido a la mayor afluencia de visitantes a la Reserva últimamente también ha aumentado la cantidad de desperdicios que se dejan en el monte. Por este motivo, desde la Reserva queremos hacer un llamamiento al civismo con el fin de que las actividades que allí se realicen sean sostenibles con el medio natural.
  • No se recomienda el excursionismo sin ningún guía durante esta época.

Observatorio
Se trata de una edificación pequeña, de unos 11,5 m2 brutos de superficie, recubierta con piedra de la zona con el fin de integrarla en el medio que la rodea. El observatorio tiene 360º de observación con la finalidad de dar una visión panorámica del carnero de Boumort. Para utilizar el Observatorio se necesita pagar una tasa mediante solicitud a la Delegació Territorial del Departament de Medi Ambient i Habitatge, (Ronda. Sant Martí 26 25006 Lleida).

El observatorio consta de varios módulos:

  • Espacio de observación: se utiliza para observar las aves del carnero. El hecho de haberle dado una forma hexagonal permite que la observación se pueda realizar desde los 6 laterales existentes y por tanto con un ángulo de visión de 360º. Este aspecto, en cuanto a la fotografía, permite utilizar una u otra ventana según la luz y el momento del día.
  • Espacio anexo: está situado junto a la puerta de entrada, tiene unos anaqueles para dejar material y un pequeño lavabo.
  • Balsa de abrevamiento y de baño para la fauna: Del depósito que recoge las aguas pluviales sale un rebosamiento que conduce el agua hacia una balsa de unos 10 metros de diámetro que permite abrevar a la fauna así como dar la posibilidad de bañarse.
  • Sistema de placas fotovoltaicas: Este sistema de placas permitirá enchufar cualquier aparato eléctrico que necesitemos emplear desde el interior del observatorio.
  • El espacio contará en un futuro con una antena de radio-seguimiento constante: Esta antena, que se instalará en un futuro, permitirá hacer un radio-seguimiento las 24 horas del día de la totalidad de ejemplares de quebrantahuesos marcados con emisores en los Pirineos. Con este monitoreo de la población se podrá estudiar la utilización del carnero de la Reserva por parte del quebrantahuesos.

Información facilitada por:






Añadir comentario:

:

CAPTCHA image
Entra el código de validación

 

Temporada de Nieve 14/15

Los Pirineos de Lleida os ofrece un abanico de actividades para este invierno. ¡No os las podéis perder!

+ Info

¡Senderismo y Btt, apuestas de Turismo Activo!

Propuestas de verano para disfrutar de la naturaleza con los tuyos practicando un poco de deporte.

+ Info

Pueblos con encanto

Primera asociación de estas características en el Estado.

+ Info

Parque Astronómico del Montsec

Disfruta de uno de los equipos astronómicos más importantes del Estado. ¡Ven y compruébalo!

+ Info