Santuario de la Mare de Déu de Caldes de Boí


Situado a 1.263 metros de altitud, Boí (la Alta Ribagorça) es un pueblo donde la muestra del románico de su iglesia de Sant Joan es de una belleza clamorosa. Nos dicen que es el templo más antiguo de los conservados en el valle. El viajero, no obstante, cuando subiendo por la carretera encuentre el rótulo que indica Boí a la derecha, debe seguir la carretera de la izquierda para llegar, en unos tres kilómetros, al santuario de la Mare de Déu de Caldes. El santuario está a 1.470 metros de altitud, a la derecha del Noguera de Tor (llamado también río de Caldes) cerca de la confluencia con el barranco de Sallent, bajo el pico de Comaloformo. Precisamente al lado del balneario, de origen romano, se erigió en la alta Edad Media la iglesia de la Mare de Déu de Caldes.  La devoción por esta Virgen no ha sido exclusiva del pueblo de Boí, sino también de todo el valle e, incluso, de pueblos muy alejados. Fue a finales del siglo XIV cuando la leyenda cuenta que un pastor de Boí observó que un toro del rebaño todas las mañanas desaparecía y se perdía montaña allá. El pastor lo siguió y, mirando hacia donde lo hacía el animal, descubrió, en una cavidad del tronco, una imagen de la Virgen.Poco podía pensar aquel pastor, cuando encontró la imagen de la Virgen, que en este lugar, al cabo de algún tiempo, nacería uno de los centros que más atraerían, por el turismo y por el remedio, a las gentes de todas partes. La trilogía de hoy, que lleva los visitantes hasta este bello rincón de nuestro Pirineo, son la Virgen de Caldes y su santuario, la belleza de la naturaleza y las aguas termales. Este lugar recibe, todos los años, miles y miles de visitantes.En un momento puntual de nuestra historia del siglo XX la destrucción menudeó por todas partes. Caldes y su imagen de la Virgen no quedaron exentos. La actual imagen es copia policromada igual que la antigua y fue ejecutada por el escultor barcelonés Camp Arnau en el año 1940. En 1943 el obispo de Urgell llegaba hasta el santuario para bendecir, también, las pinturas del altar mayor (obra de Lairisa, 1943). En 1948 se realizaron las pinturas laterales que consolidaban la vuelta al esplendor que siempre había tenido y tiene este santuario.Hay un buen aparcamiento. Se puede visitar el santuario, el cual está abierto todo el día (época de buen tiempo), y se puede pasear por la zona.

Fuente y archivo fotográfico: JOAN BELLMUNT I FIGUERAS






Añadir comentario:

:

CAPTCHA image
Entra el código de validación

 

Temporada de Nieve 14/15

Los Pirineos de Lleida os ofrece un abanico de actividades para este invierno. ¡No os las podéis perder!

+ Info

¡Senderismo y Btt, apuestas de Turismo Activo!

Propuestas de verano para disfrutar de la naturaleza con los tuyos practicando un poco de deporte.

+ Info

Pueblos con encanto

Primera asociación de estas características en el Estado.

+ Info

Parque Astronómico del Montsec

Disfruta de uno de los equipos astronómicos más importantes del Estado. ¡Ven y compruébalo!

+ Info